«La musicoterapia permite al paciente en final de vida expresarse donde no llega la palabra»

Cristina Farriols es la jefa de la sección de Cuidados Paliativos del Servicio de Geriatría del Hospital del Mar en Barcelona

Su interés por acompañar a las personas en situación de final de vida se le despertó durante la etapa de la residencia en la especialidad de geriatría y esta experiencia le cautivó.

En esta entrevista, nos habla de los beneficios de la musicoterapia, que este centro sanitario ofrece desde 2010 a estos pacientes. Esta terapia permite usar las respuestas y conexiones de la persona con la música para estimular cambios positivos en su estado de ánimo y su bienestar emocional.

 

¿Cómo se lleva a cabo una sesión típica musicoterapia en su unidad?

El musicoterapeuta realiza una historia musical para cada paciente. Para ello, entabla una conversación con la persona para conocer las canciones que han tenido un significado especial en su vida, y específicamente, indaga sobre su pieza musical más significativa, que le transporta a un lugar de bienestar.

Posteriormente, adaptan la terapia musical -que se realiza con música en vivo-, de acuerdo con las preferencias del paciente. Algunos prefieren una experiencia más activa, mientras que otros buscan relajarse, aspectos que se reflejan en las ondas cerebrales durante la terapia.

 

¿Por qué el Hospital del Mar se decantó por introducir la música en los pacientes de cuidados paliativos? 

En 2010, el doctor Andrew Rossetti, musicoterapeuta en Estados Unidos, impartió un taller en la sección de Cuidados Paliativos del Hospital del Mar. Esta experiencia inspiró en la introducción de la técnica en el hospital, y conseguimos una beca de dos años para llevarla a cabo.

Durante ese período, se volvió evidente la necesidad de incorporar medidas no farmacológicas en la atención de los pacientes, y poco a poco, como médico, fui tomando conciencia de la importancia y eficacia de la musicoterapia. Al igual que pasaba el carro de la medicación, pasaba un carro lleno de instrumentos, y los beneficios eranpalpables.

Una vez que la beca concluyó, nos resultaba impensable prescindir de la musicoterapia en nuestras terapias diarias. Por ello, decidimos apostar por su continuidad y, gracias a la colaboración entre la Fundación Amics de l’Hospital del Mar y Mémora, obtuvimos otra una línea de financiación.

 

¿Qué tipo de paciente es candidato de formar parte del programa de musicoterapia?

El programa de musicoterapia beneficia a todos los pacientes. Sin embargo, desde la unidad realizamos una evaluación preliminar para identificar aquellos que pueden obtener un mayor beneficio. El equipo médico suele preguntar a los pacientes si les gusta la música y en caso de ser así les explicamos que tenemos un equipo de musicoterapeutas que les informará sobre el programa.

La musicoterapia puede ser beneficiosa para pacientes con o sin deterioro cognitivo, incluyendo pacientes oncológicos y no oncológicos en diferentes etapas y pacientes con demencia.

La musicoterapia es útil también en muchos otros campos, no sólo en cuidados paliativos. Se ha extendido al ámbito de la salud mental, en cuidados intensivos y en pediatría. En este último ámbito se aplica para personas con déficit de atención.

 

¿Qué beneficios ha observado en los pacientes que participan en el programa?

La musicoterapia ayuda a mejorar el estado de ánimo de los pacientes y su bienestar emocional, ya sea para conseguir relajarse o promover su estimulación. Todo ello permite a la persona afrontar los síntomas físicos de su enfermedad con mayor comodidad.

Además de estos beneficios, la musicoterapia también influye positivamente en la motivación de los pacientes para participar en fisioterapia y rehabilitación, ya que, al estar más relajados, se sienten más enérgicos para realizar dichas actividades.

 

¿Se involucra a las familias en las sesiones de musicoterapia?

Los pacientes suelen solicitar la musicoterapia, y esto resulta sumamente beneficioso para las familias. De hecho, llegan a esperar con ansias el día de la sesión.

El impacto de la musicoterapia en el proceso de duelo es muy positivo, pero hasta ahora solo hemos hecho un estudio, en el que, después del fallecimiento del paciente, contactamos a las familias semanas más tarde para preguntarles sobre su satisfacción y si consideraban beneficioso el uso de la musicoterapia. El resultado fue que el 100% de las familias recomendó la musicoterapia para los pacientes ingresados.

 

¿Cuál es el impacto en la comunicación entre pacientes y familiares?

La musicoterapia también aporta ventajas para las familias, ya que abre, para el paciente, un canal de comunicación distinto al lenguaje verbal, donde no llegan las palabras.

En ocasiones, tanto pacientes como familias encuentran dificultades para expresar sus sentimientos con palabras, pero a través de la música, la comunicación se vuelve más fácil y placentera, permitiendo una conexión emocional única con su entorno.

Otro de los valiosos beneficios que ofrece la musicoterapia es la posibilidad de crear legados musicales. Los pacientes tienen la oportunidad de dejar a sus seres queridos un legado musical que perdurará en el tiempo.

 

¿Cuáles son las oportunidades que este proyecto brinda para los pacientes?

Supone un cambio de perspectiva para el paciente, que tiene una sensación similar a salir del hospital. Para aquellos que han estado en el hospital durante un período prolongado, esta terapia les ofrece la posibilidad de escapar mentalmente a un entorno más placentero y salir de las cuatro paredes de la habitación en la que están ingresados.

Una de las sesiones combina la musicoterapia con una guía de visualización, lo que permite a los pacientes desplazarse mentalmente a un espacio personal y agradable. Esta experiencia resulta sumamente satisfactoria.

Iniciativas como esta contribuyen significativamente a humanizar los centros hospitalarios al brindar una atención diferenciada y personalizada a los pacientes.

 

¿Qué evidencia científica existe entorno a la musicoterapia?

Numerosos estudios han demostrado que, aparte de mejorar el estado de ánimo, la musicoterapia puede reducir la percepción del dolor.

En un estudio actual que estamos llevando a cabo con neurofeedback, analizamos si los pacientes necesitan menos medicamentos para aliviar el dolor antes y después de recibir musicoterapia.

En el marco de esta investigación, el musicoterapeuta puede visualizar en una pantalla las ondas cerebrales del paciente que se está sometiendo a una sesión. Ello permite detectar su nivel de relajación en tiempo real y en respuesta a esta información, ajustar el tipo de música y melodía.

 

¿Qué perfil tienen los musicoterapeutas?

Es importante destacar que los musicoterapeutas son profesionales altamente capacitados. Además de su formación en musicoterapia, cuentan con formación académica en psicología, medicina u otras áreas relacionadas. Poseen una gran calidad humana y una amplia gama de herramientas emocionales para ofrecer un apoyo integral a los pacientes y sus familias.

 

¿Cuál es el principal reto a la hora de impulsar la musicoterapia?  

El principal objetivo es brindar asistencia en beneficio de los pacientes, pero en paralelo debemos promover la investigación y la actividad docente. Se trata de tres patas fundamentales para el progreso de la musicoterapia.

Es esencial persistir en la investigación para obtener resultados sólidos sobre los beneficios de la musicoterapia en pacientes bajo cuidados paliativos, con la esperanza de que pueda integrarse en la cartera de servicios de un hospital, a pesar de que alcanzar esta meta es desafío en España.

Esta dedicación a la investigación nos ha permitido llevar a cabo numerosos proyectos. Inicialmente, comenzamos con estudios más simples, evaluando cómo los pacientes experimentaban mejoras en su bienestar emocional y en sus síntomas.

Posteriormente, avanzamos hacia investigaciones más técnicas, colaborando con matemáticos de la Universidad Pompeu Fabra. Junto a ellos estamos utilizando la tecnología avanzada y la Inteligencia Artificial para evaluar los beneficios de la musicoterapia.

X

Regístrate y forma parte de Tu apoyo en red

¡Vamos!
Mano