Resiliencia ante la adversidad

En la vejez, el perder a un ser querido puede ser uno de los sucesos más estresantes que una persona experimente. Después de la pérdida, quien sobrevive enfrenta un proceso de cambios personales y sociales que requiere un gasto de recursos internos y externos, así como del fortalecimiento de su red de apoyo. El objetivo del estudio fue medir el estado de la resiliencia en personas adultas mayores después de una intervención psicogerontológica para atención del duelo. Se aplicó un pretest y un postest en 6 participantes de una intervención de atención al duelo, utilizando la Escala Mexicana de Resiliencia (RESI-M). Los resultados señalan que hubo una mejora en sus niveles globales de resiliencia después de la intervención, además de un incremento individual en los factores específicos de la resiliencia. Implementar intervenciones que fomenten la capacidad de adaptación frente a situaciones adversas puede resultar una opción valiosa para mejorar la calidad de vida de la población de edad avanzada.

X

Regístrate y forma parte de Tu apoyo en red

¡Vamos!
Mano