El doloroso camino del duelo, (y, sin embargo, hay luz)

De todas las pérdidas que vive el ser humano, las más temidas son la de la salud y la de la vida, ya sea pro-pia o de un ser querido y por todas ellas, con el fin de recuperar el equilibrio, la persona tendrá que elaborar el proceso de duelo. Tenemos una excelente formación a nivel científico y técnico y una escasa o nula formación en relaciones humanas: counselling, relación de ayuda, escucha acti-va, compasión y duelo. Contra la tendencia a frenar las emociones precisa-mente el doliente ha de sentir el dolor y darse permiso para ello, reconocer esas emociones, adaptándose a la vida que continua para el doliente sin la presencia física.

X

Regístrate y forma parte de Tu apoyo en red

¡Vamos!
Mano